BÚSQUEDA

Las Flores de Bach

  El Dr. Edward Bach (1886-1936) médico inglés, bacteriólogo, homeópata e investigador comprendió que gran parte de las enfermedades tienen su origen en las alteraciones a un nivel más sutil que el cuerpo físico y que se deben a menudo a conflictos emocionales. Bach preparó 38 remedios florales, acompañado de un Remedio de Urgencia, afirmando que las flores tienen la capacidad de emitir un tipo de vibración o señal energética capaz de neutralizar determinadas emociones. Tan importante ha sido el aporte de la Terapia Floral del Dr. Bach, que en 1983, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó su utilización como sistema útil de curación.

    Bach dividió sus remedios en siete grupos (temor, incertidumbre, desinterés, soledad, hipersensibilidad, desesperación y preocupación por los demás), en los que se reflejan las dos áreas principales de problemas del ser humano: el dominio de su vida y el trato con sus semejantes. 

    Los remedios son múltiples y también lo son los aspectos de un estado emocional, de un trauma o de una tensión mental. Pueden entrar en juego uno o más remedios florales para el mismo estado de ánimo. Por lo que se recomienda escoger los remedios con ayuda del médico, del psicólogo o del terapeuta floral quién podrá determinar y jerarquizar los síntomas más característicos del paciente, especialmente si está acompañado por modalidades que lo califican en el sentido del agravamiento o del empeoramiento.

    Actualmente existen numerosas esencias desarrolladas por seguidores del Dr. Bach, cuya acción incide en niveles superiores de la conciencia. 

    No cabe duda la Terapia Floral ha abierto un campo terapéutico ofreciendo a la gente un botiquín de “primeros auxilios emocionales” tan eficaz como carente de efectos secundarios.